Durante varios años he viajado por diferentes partes del mundo aprendiendo y perfeccionando algunas técnicas de relajación basadas en energía y sonido. Actualmente imparto talleres de relajación individuales o en grupo. A estos talleres los llamo Baños Sónicos.

Un Baño Sónico consiste básicamente en un masaje con sonido empleando para ello diferentes didgeridoos y cuencos tibetanos.

Explaining didgeridoo to childrenAmbos instrumentos comparten la característica de abarcar un rango de frecuencias muy amplio, algunas de ellas imperceptibles para el oído humano, pero que aún así influyen en nuestro estado. El didgeridoo produce principalmente frecuencias graves y el cuenco tibetano armónicos agudos, aunque ambos resuenan en un amplio espectro de frecuencias.

La combinación de ambos instrumentos produce un incremento en la generación de ondas cerebrales α (alfa) y θ (theta). Esto facilita la inmersión en estados meditativos, ayudando al organismo a liberarse de energías relacionadas con el estrés y la ansiedad.